Algunos datos básicos sobre Karl Kraus:

 

•Nació el 28 de abril de 1874 en Guitschin, Bohemia, en la actual República Checa, pero entonces parte del Imperio Austro-húngaro.

•Uno de los escritores más notables del siglo veinte, autor universal en lengua alemana, agudo crítico de la humana naturaleza.

•Vienés de familia judía, austrohúngaro de nacionalidad: "El nacionalismo: es el amor que me une a los tontos de mi país, a los ultrajadores de mis costumbres y a los corruptores de mi lengua."

•De acuerdo con Karl Kraus, la importancia de preservar el lenguaje libre de corrupción de formas y significados radica en que el pensamiento (las ideas, el espíritu) solamente puede nacer en el lenguaje. O sea: un lenguaje puro genera pensamientos potentes, capaces de dominar la realidad, de establecer la verdad; un lenguaje corrupto, donde las palabras significan lo que sea y se articulan sin reglas, denota la decadencia fatal de esa sociedad ("Guerra es paz; libertad es esclavitud", por ejemplo).

•Editor, redactor y autor exclusivo de la revista Die Fackel [La Antorcha]: 922 entregas, entre 1899 y 1936. Die Fackel fue su punta de lanza para criticar a la sociedad en descomposición que le tocó vivir, desenmascarando la hipocresía, la manipulación y el engaño.

•La parte medular de su obra la conforman más de dos mil aforismos que él mismo compiló en tres libros: Sprüche und Widersprüche (Dichos y contradichos, 1909), Pro Domo et Mundo (1912) y Nachts (Por la noche, 1919).

•Autor de dramas irrepresentables formados con citas del periódico, declaraciones de personajes y fragmentos de diálogos captados en la calle, en los que denuncia la debacle de su sociedad y la estupidez de la [primera] guerra [mundial]: La muralla china, El fin del mundo por la magia negra, Los últimos días de la humanidad.

•Querido por sus lectores y por los ciudadanos comunes que acudían a sus frecuentes lecturas públicas, fue odiado por los poderosos de su país y ninguneado por la prensa. Mientras tanto, en Francia lo proponían para el Premio Nobel.

•Su valentía como intelectual es ejemplar. Fue un personaje capaz de imprimir él mismo un cartel que pegó por toda la ciudad exigiéndole al jefe de la policía su renuncia, y firmándolo él solo. "Sobre Hitler no se me ocurre nada", fue su manera de subrayar la banalidad del mal.

•Falleció en Viena en 1936, antes de las atrocidades de la siguiente guerra.

©(L) 2012 Reservados todos los derechos, y todos los izquierdos. Puedes reproducir para fines no lucrativos lo que gustes, siempre que menciones la fuente, o sea este sitio, y al traductor [GV].
Si te gustó este sitio, colabora con nosotros haciendo clic en cualquier anuncio. ¡Gracias por tu visita!